domingo, 8 de febrero de 2015

Poéticas de la calle




















¿Pueden trasladarse las acciones que acontecen en el espacio urbano al interior de una institución? ¿Es posible reconocer la poética de los lenguajes que se suscriben en las calles de Bahía Blanca?

En esta oportunidad los Museos de arte pensaron en esas acciones que utilizan el espacio urbano como soporte, lo activan y le dan significado. Valorizar ocho proyectos artísticos sin dejar de lado el espíritu por el cual fueron concebidos, es el interés en esta muestra. Murales, pegatinas, intervenciones en utilitarios urbanos, canciones, poemas e historias que pueden pensarse como signos y nos permiten interpretar la ciudad como un texto, como un entramado de relatos que se aglutinan propiciando distintas lecturas.

Cada proyecto nos interpela desde un punto distinto. Caminar y encontrar el propio retrato pegado en la calle, doblar en una esquina y que alguien nos cante una canción, sentarse al lado del Napostá a esperar que nuestra pieza de cerámica se cocine, caminar por la senda del Paseo de las Esculturas y ser parte de las reflexiones que se nos presentan bajo nuestros pies, llegar hasta Aldea Romana y sorprenderse con los colores al bajar del colectivo, mirar la ciudad a través de las palabras o encontrar particularidades de lo cotidiano en las fotografías.

Estas acciones fueron pensadas desde sus contextos, son proyectos situados, llevados adelante por individuos o colectivos artísticos. También nos presentan distintas miradas sobre las ciudad, algunas contadas con imágenes otras con palabras, son múltiples maneras de ver los espacios que recorremos a diario.
La sala del museo es el disparador para que los visitantes salgan y recorran los distintos rincones de la ciudad. A partir de estos registros que refieren a acciones en el espacio urbano, se plantea como necesaria la vivencia de esos lugares, el recorrer, el transitar, el observar, y en algunos de los casos, el experimentar.



Poéticas de la calle
12 de diciembre de 2014 al 22 de febrero de 2015