jueves, 18 de julio de 2013

Restauración de las obras de Teodo Benitez




 





















En el mes de abril se terminó con las tareas de restauración de las obras de Teodo Benitez que se encuentran en el hall central de la Estación Sud de Bahía Blanca. Estas obras estaban en mal estado de conservación debido a su exposición pública sumado a las inclemencias del clima y del tiempo. El trabajo de restauración a cargo del MBA-MAC y fue realizado por el artista plástico Jesús Sedano.

Teodo Benítez (1922-1985), fue un artista bahiense, vecino de Tiro Federal, y al igual que muchos pintores argentinos de su época estuvo fuertemente comprometido con Ia realidad social de su ciudad, del país y del mundo.

Se trata de dos pinturas que pretenden hacer las veces de ‘mural’, realizadas con la técnica de óleo sobre madera. Ambas presentan la firma del autor en la esquina inferior izquierda y, en una de ellas, se puede observar la fecha exacta de culminación de la obra (29 de marzo de 1984). Las dimensiones de ambas pinturas son 2,53 m x 1,57 m. El marco es de madera, presenta una ornamentación arquitectónica de estilo clásico.

Si bien se ignora el título de las obras, el tema es la conmemoración de los 100 años de la llegada del primer tren a Bahía Blanca que se cumplieron en 1984. La primera obra muestra una figura central presuntamente representando a un obrero; por detrás de él se despliega un fondo que refleja todo el sistema ferroviario de la época mostrando una evidente realidad. La paleta de colores utilizada es, casi en su totalidad, monocromática en azules con algunas notas de verde, además los grises presentes proporcionan una acentuada neutralidad que completa el sentido de la obra. La paleta de colores utilizada para la segunda obra es un poco más variada aunque a simple vista abundan los colores quebrados que también le proporcionan una insistida monocromía; prevaleciendo en definitiva los rojos, verdes y marrones. Esta composición ilustra otra típica escena propia de la época en el que el ferrocarril tenía un marcado protagonismo en la ciudad.

Las obras reflejan un estilo impresionista propio de pintores como Edgar Degas o Claude Monet, pero también se puede decir que el estilo de Benítez tiene similitud con la obra de Benito Quinquela Martín, ya que este tenía un estilo bien marcado y dedicado a reflejar la realidad y el contexto social mostrando en sus pinturas la actividad del puerto y el movimiento obrero.

ESTADO DE CONSERVACIÓN DE LA OBRA

Por el revés de la obras el soporte estaba muy deteriorado habiendo suciedad y humedad que afectaron el estado integral de la mismas. El estado de conservación de las capas pictóricas era regular ya que presentaba suciedad superficial, escrituras, y además se habían tallado y realizado cortes profundos en el marco de madera. Este además presentaba mucha suciedad y estaba pintado desprolijamente con pintura sintética.

ACCIONES DE RESTAURACIÓN

La metodología de trabajo consistió en una primera etapa, en la limpieza y aislamiento de la humedad en la parte posterior de las maderas con una pintura látex antihongos. Para la limpieza de las obras propiamente dichas se realizaron pruebas superficiales con agua destilada y con enzimas naturales. Para la limpiar los pocos residuos de barniz se utilizó acetona y alcohol isopropílico. Se realizó la reintegracién cromática para restaurar las imperfecciones producto de las enmiendas y el mal estado general que presenten los colores de las obras, siguiendo la intención del artista y teniendo en cuenta la paleta utilizada para imitar lo mejor posible los colores. Para esto se emplearon óleos, acrílicos y pintura sintética. Luego se aplicó una capa de barniz para proteger, emparejar, resaltar y dar unidad a las obras.









 


















Más imágenes del proceso de restauración en nuestra galería de Pinterest