miércoles, 10 de abril de 2013

Proyección de La escuelita










 







Dos pantallas, una en el patio y otra en el jardín de los museos. El 27 de marzo, en el cierre de las muestras 30 años cuerpo, espacio, memoria, voz y Aquí también pasaron cosas, más de 600 personas coparon el museo para ver la serie documental en cuatro episodios La escuelita.
Algunos testimonios tomados de la página de facebook que sintetizan lo vivido ese miércoles en el museo.



Rodrigo Caproti (director de La escuelita)

Todavía conmovidos por la noche de proyección, todos los que somos parte de este proyecto les decimos: mil gracias. El cielo, la luna, las estrellas y ustedes enmarcaron un ejercicio de memoria a corazón abierto. Por muchas noches como ésta.


Ana Blanck
 

Anoche fui con Eva a ver el estreno de la serie documental La Escuelita. Cuatro capítulos de historias fuertes pero muy bien presentadas, a mi gusto. Me queda esta sensación de querer expresar, opinar, compartir... Esta idea de imaginar cómo tres golpes en la puerta te sacan de tu cotidianidad cambiándote la vida para siempre... esta fuerte convicción del NUNCA MÁS que a veces a mí me gusta más decir DEMOCRACIA SIEMPRE!


Anita Cano

la interminable ternura q despierta la historia de vida de oscar y chiqui,la fuerza de adriana metz,la dulzura q despierta alicia hace una vez mas mantener vivos 30mil compañeros. Escuche decir a susana en la presentacion q ellos estan volando,yo creo q viven en cada uno de los jovenes q nos ponemos al hombro la historia y sus banderas.
felicitaciones rodrigo y luisina,impresionante el documental. Felicitaciones a los actores y actrices por supuesto q como actriz no deje de ver el documetal con esos ojos y me impacto mucho cada uno de los persobajes logrados!
que se repitan este tipo de manifestaciones q cuentan la historia!


Rosana Fortunato

Es un documental valioso por los testimonios que reflejan esperanza, orgullo y resistencia y porque invita a no detenerse en la contemplación del horror, a seguir buscando a los que faltan y a no ser uno más de la ciudad “gris” e indiferente. Cuando salí a la calle vi cuando Susan Matzkin abrazaba amorosamente a su nieta y esa es la imagen con la que me quedo, dos generaciones encontrándose a partir de un relato necesario. Siempre el amor por encima del odio y el horror. También pensé en los que resignificaron el sitio la Escuelita que pasó de ser un CCD a un espacio de Memoria, me acordé de Hijos BahiaBlanca, de los actos de APDH de todos los años, de la labor de la Red X La Identidad Bahía Blanca y de todos los que trabajaron en la reconstrucción del sitio arqueológico. Felicitaciones a Rodrigo y a todos los realizadores del documental.


Pablo Oscar usabiaga

Impactado por la potencia de la película/serie. Lloré como un chico.

Impactado, felizmente impactado, por verme de pronto viendo una auténtica obra maestra, dicho sea sin exagerar ni un pelo. Extraordinaria. Impecable. Hermosísima. Implacable. Fortísima. Delicada hasta la obsesividad. Rigurosa hasta decir basta. Refinada sin la menor tentación de engolamiento, de pose, de rellenos irrelevantes, de imágenes morosas para llenar minutos. Diáfana. Repleta de frescura.

Me faltan los adjetivos. Vuelvo a decirlo otra vez: una obra maestra.

Un abrazo a todos los que la hicieron, de un lado y otro de la cámara, y mi más profunda admiración por todos ustedes. Desde el fondo del corazón les digo: ¡gracias!


Liliana Zoni


Anoche fuí, excelente trabajo chicos,muy emotivo, profesional, con esos cortes con imágenes y sonidos como quebrados, al igual que las historias que se relatan, hasta la noche acompañó, el silencio cataléptico en el que quedábamos todos me asombró y la graaaan cantidad de jóvenes presentes me llenó de esperanza. Muchas gracias