viernes, 1 de marzo de 2013

MARZO



Es de mañana en el museo, nos encontramos con cuadernos, mates y algunas galletitas. Garabateamos nombres, aparecen. Pensamos alrededor de una mesa. Caminamos por el espacio que imaginamos lleno. En las paredes blancas se imprimen invisibles las ideas. Nací en Puerto Belgrano, era adolescente cuando leí el Nunca más, lloré. Una muestra se construye con otros, nos encontramos, preguntamos, los conocemos. El movimiento de sus manos para contar, las miradas.  Cada uno habla de otros y así. Mi mamá dice que en el 76 estaba con su papá, ese es su recuerdo. El que la conoce, entiende que no es menor el dato. Cada uno aporta su visión del momento, entretejemos la historia, juntos. Suena a propaganda lo que es noble, no debería. Cada parte colabora con otra.  Funcionan. Se genera un movimiento. Hay vida. Traes  algo que te identifique, hecho objeto. Dejas un recuerdo con tu letra. Queremos escucharte. Leerte. Saber que estás ahí. Que somos muchos para pensar. Hace 30 años vivimos en democracia. Hagámonos preguntas. Somos una institución: hay una lectura que se construye de  lecturas personales. No pensamos igual, tenemos  ganas de escucharnos. Enriquece la mezcla de colores, las texturas.  Te invitamos. Festejemos el encuentro que nos salva. 










                                   Meli Depetris