martes, 12 de abril de 2011

Museo de Bellas Artes



El 10 de abril de 1930 se crea por ordenanza municipal el Primer Salón de Arte de Bahía Blanca. Un año más tarde, la Comisión Municipal de Bellas Artes, presidida por Enrique Cabré Moré, organiza el Primer Salón de Arte de Bahía Blanca. Entre los objetivos de esta Comisión estaba prevista la creación del Museo Municipal de Bellas Artes, lo cual se instauró el 2 de agosto de 1931, en la sede de Belgrano 54.

Entre los años 1933 y 1954, la sede de este museo se fue trasladando por varios domicilios de la ciudad, hasta que en septiembre de 1954, se fija en el Subsuelo de Alsina 65, siendo inaugurada con una exposición de Benito Quinquela Martín.

El 8 de diciembre de 2003, el Museo de Bellas Artes se traslada a calle Sarmiento 450, donde funcionaba desde 1995 el Museo de Arte Contemporáneo.

Se halla ubicado en el área céntrica de la ciudad. Ocupa una antigua casa familiar construida en los años veinte, que perteneció a la familia Vitalini y fue vendida al municipio en 1980, durante la intendencia de Víctor Puente.

En este edificio funcionaron, anteriormente, el Instituto Cantilo y el hogar del Adolescente. En 1994, reciclado por la Municipalidad, pasa a formar parte del Patrimonio Arquitectónico de Bahía Blanca; convirtiéndose, al año siguiente, en el Museo de Arte Contemporáneo.

Posee una amplia terraza y jardines que lo rodean. Cuenta con seis salas de exhibición, dispuestas en un fluido esquema de circulación que permite una multiplicidad de apropiaciones del espacio, como así también, largas vistas diagonales. En una de estas salas, se encuentra la biblioteca dotada de amplio material que incluye: libros de diversas tendencias artística de diferentes épocas, catálogos de exposiciones nacionales e internacionales, revistas, videos, etc..

El Patrimonio de ambos Museos, que se encuentra albergado en las mismas instalaciones, está constituido por una variada colección de más de ochocientas obras, obtenidas a partir de donaciones de los artistas expositores, otros particulares, y mediante la adquisición de los premios de las bienales de arte. Las obras – pinturas, esculturas, grabados, objetos, instalaciones, fotografías y video arte - , abarcan un período que va desde fines del siglo IXI hasta la actualidad.

Tanto el Museo de Bellas Artes como el de Arte Contemporáneo tienen por objetivo la comprensión de nuestro presente a través de propuestas plásticas. El primero de ellos, dedicado casi exclusivamente a la pintura argentina del siglo XX, nos permite, además, un entendimiento de la sensibilidad del siglo que pasó. Las muestras patrimoniales y retrospectivas que en él se realizan, de acuerdo a criterios curatoriales específicos, dotan a las obras de nuevos y enriquecedores significados.